Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Es integrar los residuos de los colchones a un nuevo y diferente proceso productivo, de manera segura y amigable con el medio ambiente.

El colchón viejo es retirado del domicilio y transportado a las bodegas de co-procesamiento para ser desarmado. En la bodega se separan los desechos y se clasifican por tipo de material: tela, espumas, resortes, plástico. Después estos residuos son preparados para ser triturados y transportados al horno cementero, donde son integrados a la fabricación de cemento de una forma segura y sostenible; sin dejar residuos, evitando la contaminación del medio ambiente.

Desde el inicio del proyecto en noviembre 2020 hasta agosto del 2022 se han co-procesado 638 colchones. Son 8.695 kg de desechos introducidos al proceso cementero y son 7611.6 kg de chatarra metálica que se han reducido de forma sostenible.

Best Choice for Creatives
This Pop-up Is Included in the Theme
Purchase Now